martes, 6 de junio de 2017




BENEFICIOS DEL BICARBONATO DE SODIO PARA LA PIEL, ROSTRO Y CABELLO



El bicarbonato de sodio es el mejor  exfoliante para tu piel, puedes mezclarlo con agua y usarlo para  eliminar las células muertas, o con miel para hacer que tus manos queden suaves e hidratadas.


Esta sustancia alcalina tiene muchas propiedades anti bacterianos, antifúngicos, propiedades antisépticas y anti inflamatorias. También es una poderosa herramienta médica eficaz en la lucha contra todo, desde resfriados, problemas orales a problemas de piel.

Es un producto  que se ha hecho famoso por sus usos tanto en la gastronomía y a nivel medicinal. 


No hace falta gastar demasiado dinero en productos costosos o  en el salón de belleza, pues con un producto como el bicarbonato de sodio, accesible al bolsillo,  podemos mantener nuestra piel radiante y  cabello saludable.

A continuación te muestro algunos beneficios de este maravilloso producto.

Manos de seda


Para suavizar la piel de las manos y eliminar las células muertas, debes preparar una pasta con un poco de bicarbonato y una cucharada de miel, la cual vas a frotar suavemente por todas las manos incluyendo las uñas.

Desodorante natural

El bicarbonato resulta un potente neutralizador que ayuda a combatir esos molestos olores de la transpiración. Debes agregar media taza de bicarbonato de sodio en la tina (bañera) con agua caliente y utilizarlo durante el baño.

Combatir el acné


El acné, uno de los problemas que más afectan nuestra belleza e incluso nuestra autoestima sobre todo en la adolescencia. Para deshacerte de los molestos granitos del acné o espinillas simplemente lo que debes hacer es una pasta de bicarbonato de sodio con algunas gotas de limón y aplicarla directamente sobre el grano. Este tratamiento lo debes realizar por la noche ya que, si se expone al sol, podría causar manchas en la piel. Las propiedades antisépticas y antiinflamatorias  ayudan a tratar la causa, así como a reducir los síntomas del acné y otras erupciones. Equilibra el pH de la piel y reduce la aparición de brotes de acné de la piel.

Eliminar los puntos negros

Las propiedades del  bicarbonato de sodio resulta muy efectivo para eliminar los molestos puntos negros que por lo general aparecen en la zona T del rostro,  su textura áspera ayuda a limpiar profundamente los poros obstruidos. Debes mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con un poco de leche y aplicarlo directamente en la zona afectada. Se deja actuar durante 15 minutos y se enjuaga con agua tibia.


Aclara los dientes amarillentos

Para hacer tus dientes más blancos y brillantes usa el bicarbonato de sodio en tu limpieza diaria. Este funciona como un abrasivo suave para eliminar las manchas amarillas de los dientes. Además, ayuda a combatir y eliminar la placa mediante la neutralización de los ácidos producidos por las bacterias. Para ello pon un poco de bicarbonato de sodio en tu cepillo de dientes, junto con su pasta de dientes regular. Cepilla tus dientes como de costumbre durante 2 minutos. Debes realizarlo una vez al día durante unos días.

Alivia las quemaduras de sol y las ampollas

Cuando el  verano a pegado fuerte mantén una caja de bicarbonato de sodio a la mano. Gracias a su naturaleza alcalina, el bicarbonato de sodio produce  un  efecto suave en la piel quemada por el sol lo que ayuda a aliviar la picazón y sensación de ardor. También posee propiedades antisépticas y secado que ayudan a las ampollas de quemaduras solares se sequen rápidamente.

Mejora la complexión de la piel

Para muchos tener el tono de piel desigual es un problema importante . Asi que si quieres un brillante y uniforme tono de piel, el bicarbonato de sodio es una solución fácil y barata.
Funciona como un  buen agente exfoliante que ayuda a eliminar las células muertas. Además, equilibra el nivel de pH de la piel, y  ayuda a mantener la piel clara.

Trata las uñas con manchas o amarillentas

Tener las uñas manchadas pueden ser desagradables,  el bicarbonato de sodio puede blanquear las uñas por lo que no tienes que ocultar tus manos en tus bolsillos o guantes. Las propiedades blanqueadoras y exfoliantes del bicarconato ayudan a eliminar las manchas.

Elimina el mal olor del cuerpo

Uno de los mejores desodorantes naturales que ayuda a tratar leves a graves olores corporales es el bicarbonato ya que ayuda a absorber la humedad y el sudor de la piel, reduciendo así el olor corporal. También ayuda a matar las bacterias que generan el mal olor corporal.

Cura erupciones en la piel y el picazón

 Puedes tratar los problemas de la piel como  erupciones  y picazon con bicarbonato de sodio, ya que tiene un efecto calmante en la piel gracias  a sus propiedades anti-inflamatorias que también ayudan a reducir la inflamación, picazón e hinchazón.

Elimina que ar los excesos de grasa del cabello

Para eliminar esos excesos de grasa molestos  en el cabello y cuero cabelludo puedes utilizar las propiedades del bicarbonato de sodio, te ayudarán a limpiar y mantener el cabello más fresco. Debes mezclar una cucharadita de bicarbonato de sodio con tu champú regular y utilizarlo como de costumbre, pero dejándolo actuar unos minutos adicionales. Enjuaga con agua fría y recuerda aplicarlo frecuentemente para lograr buenos resultados.

Cabello limpio y brillante 


Para limpiar el cabello de forma natural y mantenerlo saludable, el bicarbonato de sodio y el vinagre son dos buenos aliados. El bicarbonato de sodio limpia profundamente el cabello eliminando los excesos de grasa e impurezas. El vinagre por su parte es ideal para restablecer el manto acídico del pelo, a la vez que le proporciona brillo, suavidad y da facilidad para desenredar.
Además, su naturaleza alcalina equilibra el nivel de pH del cuero cabelludo para mantenerlo limpio y saludable.

Elimina la caspa

Para muchos tener caspa resulta desagradable. La caspa es difícil de deshacerse, especialmente durante los meses de invierno, pero no imposible. El bicarbonato de sodio puede ayudar a desterrar esos copos blancos molestos en el cuero cabelludo y el cabello.  Mezcla un zumo recién exprimido de 1 limón con 1 cucharadita de bicarbonato de sodio. Aplícalo a tu cuero cabelludo, deja reposar durante 2 o 3 minutos y luego enjuaga el cabello con agua.


No hay comentarios:

Publicar un comentario