viernes, 5 de mayo de 2017

La Niña de la Mina





Corría el año de 1908, y ahora ya hace más de 1 siglo, esta leyenda sigue viva en las principales ciudades mineras del mundo, principalmente en Guanajuato en donde ocurrió la historia trágica y aberrante que a continuación les contaré.
Nadie recuerda su nombre, pero al escuchar “la niña de la mina” sabemos a quién se refiere. Fue en 1908, ella vivía en la ciudad de Guanajuato. Su familia era muy  humilde, su padre un hombre trabajador que daba labor en la mina de rayas, su madre era consentidora y muy bella, la niña tenía tan solo 14 años cuando un vecino pedófilo se asentó al lado de su casa. Conforme pasaba el tiempo, eran más evidentes las intenciones del hombre, pues se la pasaba sentado al lado de la ventana solamente para espiar a la niña cada que salía de su casa, posteriormente la manía del hombre se fue incrementando, pues cuando veía que la niña salía, el psicópata la seguía por entre los árboles, la niña nunca se dio cuenta de ello, mucho menos los padres puesto que vivían en un lugar donde escasamente había 6 o 7 casas.
Pero el deseo del obsesionado hombre llegó más lejos. Una noche, los padres de la niña tuvieron que salir, ya que un familiar se encontraba algo grave de salud, cerraron las puertas y se despidieron de ella, obviamente el despiadado hombre no perdió la oportunidad, salió de su casa, dio unos cuantos pasos y llegó hasta la casa de su pequeña vecina, tocó la puerta sigilosamente y así, sin mayor problema, la puerta fue abierta por la criatura para dar paso a lo que sería su propia muerte. El hombre la tumbó en una cama y abusó sexualmente de ella, la sostenía del cuello lo que ocasionó un desmayo a falta de oxígeno, entonces… cuando se dio cuenta de lo que acababa de suceder, el hombre se sintió culpable y al sentir miedo por lo que le esperaba cuando se le descubriera, cobijó a la niña con las sábanas de la cama, cargó su semidesnudo cuerpo y la arrojó a la misma mina donde trabajaba su padre.
A la mañana siguiente, cuando todos la buscaban y era el turno de entrar a trabajar a la mina, el padre de la niña encontró el cuerpo de la criatura totalmente maltratado. Los estudios dicen que la niña murió del golpe tan fuerte que recibió en la caída, ahora el alma de la niña vaga por todas las minas intentando salir de ellas, principalmente aquí, en el mineral de rayas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario